Madre

No soy buena para las películas de miedo, incluso esas que les dicen “thriller sicólogico“, como está catalogada Madre, una de las últimas adquisiciones chilenas de Netflix, que por ende forma parte de este Especial Nacional. Como les decía, no me gustan las películas de miedo, después me ando pasando rollos, abriendo la cortina del baño rápidamente, porque así obvio que voy a pillar al asesino que me está esperando atrás. Mi lógica se va a la cresta en esos momentos. Aparte, estamos en época de polillas y eso sólo aumenta la posibilidad de ruidos raros en la noche.

Pero bueno, a lo que nos convoca, vi Madre y la recomiendo a cagar. Primero, porque es chilena y si es chilena es buena. No, mentira, ya sabemos que eso no puede estar más lejos de la verdad, a no ser que estemos hablando de pisco. Pero pese a que la vi con todo el escepticismo del mundo, me sorprendió positivamente.

Se trata de una mina muy cuica, de esas que no trabajan y que están todo el día en la casa con el cabro chico. Está embarazada y tiene un marido más cuico aún, de esos que viajan a Tokio por negocios y weas. La mina en cuestión es interpretada por Daniela Ramírez, la Amanda que le dicen. Sí, de esa teleserie del Mega que nunca vi, pero de la que todos hablaban. Ustedes saben cuál es, no se hagan. Bueno, la mina se pasó, actúa la zorra. Es seca y es mi nueva actriz chilena favorita.

1493910316-unnamed

Pasa que esta mina está embarazada, como les decía, y el marido viaja todo el rato y pa rematarla tiene un hijo púber autista, pero de esos graves, que no habla, le dan ataques de violencia, es cuático. La mina está chata de su vida, lo único que hace es hablar con el marido por Facetime, almorzar con la amiga y encerrar al pendex en su pieza amarrado y con candado. Crazy igual. La cosa es que un día van al súper y el pendejo tiene un ataque satánico. Le pega a la mina con un tarro de duraznos en conserva y toda la weá. Y no hay cómo se calme hasta que llega una vieja y le habla en un idioma que no caché y el brocacochi se queda terrible piola. Resulta que el idioma era filipino, porque ella era filipina y le dice a la mina que ella tenía un hijo así, pero que ella lo sanó y weás. La cosa es que la mina dice, esta es la mía, y contrata a la vieja como nana pa que cuide al pendex.

madre_0016

Entonces todo perfecto po, buena onda, se acabó la peli y todo bien, NOooOOoOoOOo! Ahí es cuando empiezan a pasar puras weás raras, lolitos. No quiero entrar en detalles para no cagarles la peli, pero lo único que les diré es que está bien hecha, tiene buenas actuaciones y el final es cuático. Y para la tranquilidad de todos, no quedé traumatizada mirando detrás de las cortinas, así que bien. Lo que sí, confirmo mis CERO ganas de tener hijos, nanas y maridos.

Les dejo el trailer y un VIVA CHILE! Salud con Terremoto y todo el show!

VER EN NETFLIX

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s