To the bone

Primero que todo, aplausos para Lily Collins por su transformación. No digamos que era gorda, pero el nivel de peso al que llegó para su papel en To the bone, la Original de Netflix, y considerando que sufrió de anorexia y bulimia cuando chica, es admirable.

Collins interpreta a Ellen, una joven artista de 20 años, que sufre con la anorexia hace mucho tiempo. Su familia ha tratado distintas terapias, pero nada ha funcionado. Sus padres se divorciaron a sus 13 años y su papá se casó con otra mujer, Susan, representada por Carrie Preston, a quien conocí en True Blood. Susan y su hija Kelly, Liana Liberato, que pasa a ser como una hermana para Ellen, se preocupan más por ella que sus padres biológicos. Su mamá es lesbiana, vive con su pareja en Phoenix y no quiere vivir con su hija.

Así es como Susan, en busca de una última alternativa para Ellen, contrata un tratamiento con un doc interpretado por Keanu Reeves, un terapeuta que supuestamente obtiene excelentes resultados.

Hay muy buenos actores y buena dirección, pero algo me pasa con la peli que no logré enganchar. Siento que no profundiza tanto como podría en lo qué ocasiona los trastornos de Ellen. Entiendo que no hay una razón específica y que finalmente no hay mucha lógica detrás de las enfermedades mentales, pero me hubiera gustado sentirme más conectada con ella.

Por lo mismo, tampoco sé si sirve para concientizar. Podría haber sido más cruda, más intensa, menos historia de amor y más realidad.

Les dejo el trailer

VER EN NETFLIX

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s